fbpx

Los pescadores del río Limia estrenarán refugio en Bande

Los pescadores y paseantes del Limia, en la parroquia de Nigueiroá de Bande, cuentan con un renovado refugio donde guarecerse de las condiciones climatológicas. La directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, acompañada de la alcaldesa de Bande, Sandra Quintas, se desplazaba esta semana hasta Ponte Soutelo para ver el resultado de la actuación en el refugio fluvial donde la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivienda ha invertido 40.000 euros en el marco del proyecto europeo “Fronteira Esquecida Limia-Lima”.

La finalidad de esta actuación es poner en valor la cuenca fluvial del río Limia y fomentar las actividades deportivas y turísticas en el Parque Natural Baixa Limia-Serra do Xurés. La reforma ha consistido en mejorar el estado y la recuperación de la caseta que, además de ser usada como refugio por parte de los afeccionados a la pesca fluvial, también supone un punto de referencia turística en la ruta paralela al río Limia.

La reforma ha sido bien recibida por el colectivo de pescadores. Desde el Clube O Peixe de Bande agradecían hace unas semanas el interés mostrado por el Concello para la recuperación del refugio y confesaban estar gratamente sorprendidos por la calidad de los materiales y el plazo de ejecución de las obras. “Aunque desde el Club intentábamos mantenerlo lo más limpio posible, una rehabilitación así era impensable para nosotros por el coste económico”, trasladaba Rafael Serrano, presidente de O Peixe, quien subrayó que a partir de ahora se usará tanto por los pescadores cuando la climatología no sea favorable, como de lugar de esparcimiento y reunión. “Intentaremos que sea un punto informativo de todo lo relacionado con el coto y de toda la fauna que vive en el río y sus riberas”, dijo.

Red de senderos

El de Ponte Soutelo es el único refugio de pescadores del municipio y su reforma será un atractivo en sí mismo en el marco de la puesta en valor de la zona a través del Fronteira Esquecida. Un proyecto que incluye la reuperación, por parte de la Confederación Hidrográfica del Miño-Sil, del puente anexo de Ponte Soutelo, que presenta un estado “muy peligroso”, así como el acondicionamiento de un camino desde el puente hasta Barxés, completando la red de senderos que, en el término municipal de Muíños, bordea todo el embalse de As Conchas.

Fuentes:

Antes

Después

Ir arriba